13 abril 2010

Visitando a mi madre enferma, DIA UNO (aeropuerto de salida)



I
Nueve aviones detenidos en la pista
esperando llenarse de humanos
subir al cielo y tener alma
producto de la alquimia entre el miedo y la aventura
el mareo y el sueño
la adrenalina y el silencio
el inmenso silencio que estar allá arriba
y creer verlo todo
incluido uno mismo
en el mapa de las nubes
desapareciendo a medida que te alejas

II
Un niño vestido de azul
escribe con sus dedos en el enorme ventanal del aeropuerto
con el idioma de azúcar de sus dedos
dibuja aviones invisibles en el aire
dando minúsculos saltos queriendo alcanzar
una araña que está al otro lado del vidrio
entre un carrito un avión
y una maleta de nubes.

III
Desde la ventanilla del avión
puedo ver la diminuta mano del niño
queriendo alcanzar la araña.
La huella de sus dedos traspasa el vidrio
y viaja en el tiempo cuarenta y un años atrás
su mano es mi mano
y yo que estoy viajando a ver a mi madre enferma
soy a la vez el niño que se queda con la abuela.

IV
La araña ha tejido una historia en el tiempo
memoria de cristal frágil como un segundo
fuerte como la eternidad
más arriba de la cama de nubes
a treinta y cuatro mil pies sobre el mar
más abajo que la cama de hospital
que vive en la habitación de mis miedos.

Adrián Arias, 12 Abril, 2010

2 comentarios:

  1. Ohhhhhhhhhhhhhhhhh

    Esto es demasiado.

    Estoy muy sensible en estos días y este poema me ha horadado el corazón.

    TE QUIERO!

    TERESA

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4/15/2010

    Excelente Adrian

    ResponderEliminar