23 julio 2014

Angel despertando en un extraño edificio





-para Mario Bellatin-

No soy un Angel
me niego
yo no cuido a nadie
nadie cuida de mi
-¿qué hago aquí?-
supongo que un día alguien me hizo
me construyó con sus manos
pero no se quién
ni con qué propósito
y eso es lo único que me hace sentir que existo
la incertidumbre
de que quizá
puedo ser
un Angel
pero por si acaso
yo no cuido a nadie
y nadie cuida de mi

© adrián 22-23 julio 2014

14 julio 2014

Veintitrés metros para llegar a ti


-para Tania-

Hoy compré cinco metros de lechuga
para cortarlos en hojas con forma de mapas
y hacer una ensalada de carreteras para llegar a ti

hoy hilvané cinco metros de abrazos
que fui coleccionando en los últimos días
para tejer una bufanda que realmente abrigue

hoy arranqué del asfalto cinco metros de sombras
para jugar a las escondidas
y abanicar mi silencio con el ruido de sus dobleces.

hoy trenzaré cinco metros de nubes como si fueran rieles
para llegar a tu sueño sin despertarte
y ser la tela que levemente toca tu piel

tengo que confesar que compré un metro extra de lechuga
por si acaso me perdiera con el mapa en el camino
como suele suceder

también arranqué un metro más de sombras
porque pasaron unos pájaros proyectando sus alegres cuerpos
y no pude evitarlo

y como me quedó un metro de abrazos
lo cosí para hacer un bolsillo
en donde guardar este poema, hasta que vuelvas.




©Adrián 2014
Gracias Oquendo de Amat, por dejarme usar 5 metros de inspiración, gracias Anaís por tu frase “5 metros de lechuga”


07 julio 2014

No se que puedo ver con estos ojos



I
No se que puedo ver con estos ojos
que no han visto sino el extravío de la luz
pegada a las sombras de las cosas temporales
un tiempo dedicado a pasar desapercibido
escondido en el dobladillo de faldas y pantalones,
días idénticos en horas inexactas llenas de minutos dormidos…
no se que puedo ver con estos ojos.

II
Con estos ojos atisbé el paraíso de otros ojos
cuyas caderas me hicieron perder la noción del tiempo
en un abrazo de incontables historias,
delicadas heridas de un cuchillo que infringe placer
y caí fulminado en un beso que ahora recuerdo
como si hubiese sido el canto
de un ave profundamente dormida.

III
Cuando los abro, mis ojos se apuran a contarme algo
me describen con tanta exactitud las cosas
que ya no se si creerles y los juzgo.
Les miro a los ojos, frente a la irrefutable prisión de la memoria
el espejo me devuelve la duda
la luz se escurre líquida en mis pestañas,
y me derrito ante la verdad de las cosas que veo pasar...




©Adrián 

27 junio 2014

...y de repente soy yo...



La ciudad se desvanece - parpadean las olas
los árboles observan - murmura el mar
la luz no se cansa de acariciar las cosas a su paso

de repente
me subo a mi barquito de papel hecho de música
estoy viajando sin moverme
soy parte de la espuma la roca la nube
la sombra que vive sin prisas
alrededor de cada cosa

soy parte de lo que he amado
lo que amaré
parte del aire del silencio y del ruido también

soy de sal de hojas de piel
soy un recuerdo una gota una canción
soy una célula un abrazo un planeta
viviendo lo que eden dijo
Lo más grande que te puede suceder 
es amar y ser correspondido”
*
entonces
miro a mi alrededor y de repente
soy yo.


© adrián
Poema que empezó a escribirse el día de mi cumpleaños frente al mar, junto a Anaís y Tania, y terminó hoy día, después de escuchar "Nature Boy" y entender porqué estaba escribiendo esto.

* Parte de la canción “Nature Boy” de George Alexander Aberle, más conocido como eden ahbez

11 junio 2014

Mirar


Mirar es todo lo que tenemos para dar
a veces lo único que tenemos para recibir.

Mirar es el infinito de las cosas efímeras
y al mismo tiempo es el fin de lo permanente.

La única inmortalidad que existe
está escrita en las cosas que miramos

las que poco a poco se van desvaneciendo
en el horizonte del olvido.



©Adrián, inspirado en un antigua carta de mi madre

Versión en inglés AQUI

09 junio 2014

Campo magnético (version 1)


Si la fotografía es una colección de luces ordenadas
¿es la luz el principio de toda imagen?
¿es el orden la manera de entender las cosas?

La foto de familia que nos tomamos en la playa
no sólo guarda las sonrisas de los niños abrazando la pierna de su madre
también guarda el sonido del mar en ese instante
sonido detenido en la luz
luz que viaja del pasado al futuro
mezclándolos todo,
cuando la foto se tomó ya era futuro

¿y el desorden? ¿y las fotos movidas?
¿y las imágenes inconclusas? ¿y la oscuridad?

En su laboratorio Nikola Tesla lee un cuento de Samuel Clemens
donde un viajero del tiempo llega hasta el siglo VI….
A Tesla se le ocurre inventar la transmisión inalámbrica de energía
en ese instante su enorme transformador de alto voltaje
despide una brillante luz y el sonido parece música
en ese instante alguien le toma una foto
en ese instante el traspasa la barrera del tiempo
se sube a su rayo voltaico y llega hasta mi habitación
y me mira con sorpresa, soy una foto movida para él
pero se queda quieto escuchando la música que yo estoy escuchando
Billie Holiday.

Mi abuela escucha a mi abuelo recitándole un poema
mientras a lo lejos, en la radio,
Billie Holiday canta Summertime
la voz de mi abuelo seduce a mi abuela en invierno
y le toma una foto que él no sabe que saldrá movida

Viajando en el tiempo, Billie cantó ayer, pero llegó hoy día
a través de la luz de mi computadora
y me ayudó a tomar la foto de mis abuelos
nunca los vi juntos
él murió diecinueve años antes de que yo naciera
y su último poema sigue viajando en el tiempo
tratando de llegar a encontrar los oídos de alguien.

Viajar por el tiempo por la luz de las fotografías
por el silencio entre poemas hasta el árbol
enfrente de la casa de mi madre cuando era niña

¿Podemos pensar en la luz como un desorden o una casualidad?
¿podemos aceptar las imágenes sin tratar de entenderlas?
¿podemos aceptar nuestro desorden como algo estable y claro?
¿podemos pensar en la oscuridad como una forma de luz que no podemos ver?

Aun debo escribir esa carta, aun debo irme a dormir
aun debo lavarme los dientes y terminar este poema
hay tantas cosas que aun…

Se que soñaré y probablemente
no recuerde todo el sueño o casi nada
pero ¿porqué debo terminar este poema?
¿puedo dejarlo para mañana o tal vez olvidarlo?
¿puedo dejar que su campo magnético se expanda y contraiga
Tantas veces él quiera hacerlo por su propia cuenta?

Quizá deba escribir siete versos más
tratando de explicarme mejor…
que esto no es un poema, esto es
la colección de ideas necesarias
para empezar a dudar en la poesía
o para aceptarla envuelta en cualquier papel
y sin moño de regalo.




©Adrián
Febrero-Junio 2014

Fotografía de Nikola tesla en su laboratorio en 1900
Imagen de dominio público
http://es.wikipedia.org/wiki/Nikola_Tesla#mediaviewer/Archivo:Tesla_colorado.jpg