29 julio 2015

Ojo


 


Estoy sentado en mi silla blanca
mirando la luna crecer
es como si hoy
por fin
me estuvieras viendo.

Eres el enigmático rostro de la noche
has cerrado un ojo
y con el otro me cuentas
un paisaje de abrazos
compartiendo la luz de un sueño
donde las rocas son pájaros
y el dolor
es el color de una nueva flor.

Ojo que ilumina el aroma
de la tranquilidad
ojo pájaro
ojo abrazo
ojo beso
que mi boca necesita
que tu boca quiere dar en secreto
quiero recibir suavemente la luna
en tus labios
y sentir
que te conozco
toda la vida.



© Adrián, julio 2015

18 julio 2015

Ser efímero, cuestión de tiempo



En un lugar escondido de tu mente
un colibrí despierta y te dice              

Deja de hablarte en galimatías
deja de construir el formidable mamotreto de la melancolía
y dedícale más tiempo al río a las flores
al etéreo renacer de la esperanza, al misterio del viento
deja la peligrosa acción de acusarte
y fluye con el canto del zorzal
con el suspiro de la marea
con el hechizo de la aurora boreal.

Eres efímero, si
pero no indolente o renunciante
deja tu estado de dormición
siembra la semilla de la incertidumbre
irradiándola con la luz de tu caldera
y deja que crezca un reinado de duendes
un hemisferio de abracadabras
una roca de agua.

Puedes desvanecer el paralelepípedo del miedo
creando un velo de campanillas
un paraguas protector con cáscaras de limón y guayaba
pellízcate y navega en la emulsión azul de tus sueños
puedes dejar tu conciencia de salchipapas perpetuo
estrena la suave magia de tu alma
deja que las ardillas entren a tu jardín,
comparte tus abrazos, tus caderas tus ojos.

Cada cosa que pienses puede ser,
eres el grito sensual del amanecer
el madrugador labriego de tus riesgos
el desmitificador de las fraudulentas sanguijuelas
de una patria en contradicción
ríete de tu propia incertidumbre
renaciendo con la mandrágora, parabienes
escucha el susurro del papel en blanco y lánzate.

Desde Querétaro hasta la Patagonia
deja que julio sea diciembre y los lunes tu domingo
puedes rodar como los estepicursores en medio del desierto
puedes quebrar el decepcionante y desgarrador velo del quizá
escuchándote decir
soy aleteo y tengo tiempo
soy aroma y tengo mucho tiempo
soy mañana, y tengo todo el tiempo.





Adrián, con las palabras de 83 amigos de facebook



22 junio 2015

Naufragios y rescates


I
La lluvia que espero
la raíz que se levanta
se abre mi pecho
en tu distancia
se rompe el hechizo
que encadenaba nuestras miradas
comienza el viaje.

II
He tejido un poema
con los hilos de tu mirada
un poema que abriga mi cuerpo cuando duermo
una embarcación de ilusiones
con la ausencia de tus manos
las que un día llegarán a mi rostro
sin aviso. 



III
Los besos no se dibujan
se tejen
entre las sombras
se escalan
ellos van tranquilos
por el desfiladero de la piel se alzan
brincan se esparcen se detienen 
porque están todos unidos
en la invisible línea del deseo.



@Adrian, 23 junio 2015



17 mayo 2015

Florecer


Tu haces mover mi corazón
que andaba quieto
adormecido

haces de la ilusión un abrazo
y del abrazo un templo
colorido

mirarte es alcanzar el silencio perfecto
y yo que andaba muerto
florezco ante tus ojos

ahora me toca hacer mover tu corazón
empiezo con este poema
y ofreciéndote mis ojos



©Adrian, 17 de mayo, después de Illusion

29 abril 2015

Y que tal si....

Y que tal si
cuando cierro la cortina
detrás de la ventana
todo desaparece
y cuando me quedo dormido
mi corazón se detiene
para ahorrar latidos

(((loco estás loco
me dice una voz
y le respondo
no te hagas el aburrido
tu me enseñaste a estar loco)))

Y que tal si
cuando pienso en rojo
crecen flores en tu jardín
y te pintas los labios
y si pienso en azul
una lágrima cae de sorpresa
en tu mejilla y sonríes
pensando en mi
¿qué tal?

@adrian, 29 de abril, apenas empezando el día

27 abril 2015

Oda al olvido


Ya no me acuerdo de la lluvia
pero sigo escuchando las gotas
ya no me acuerdo del día
en que llegaste a mi vida
pero sigo escuchando tus pasos
ya no me acuerdo del sol
pero sigo amaneciendo a su lado
ya no me acuerdo de mi
pero sigo escuchando mis palabras y
olvidándome de todo
…¿qué dije?



©Adrian, 27 de abril

25 abril 2015

La luz…


La luz de tu cuerpo
se prende
con las manos
de quien te ama

La luz de mi cuerpo
se prende                  
con las manos
de quien me ama

©Adrian 25 de abril
–uno de tantos de la libreta roja de bolsillo-

23 marzo 2015

Tu pecho y mi pecho

Tu pecho y mi pecho
se deben un encuentro
se deben una música juntos
una algarabía
un aroma y un silencio prolongado
...
Tu pecho y mi pecho
los que a veces se encuentran en sueños que no recordamos
se deben una caricia
un momento azul
una nube que los cobije
un pájaro que se los lleve lejos
adonde puedan anidar
y ser otra vez
sólo un pecho.


©adrian
marzo
quizá el 23



15 marzo 2015

Ser o estar

Estás donde no estás
y no te quedas
porque no puedes irte
y apareces sin estar
y me miras desde la luz de tu ausencia
sonriente
sin sonrisa
allí estás
invisible intocable
presente
aunque no estás.


©Adrian
15 de marzo

01 marzo 2015

Cerrajero

¿Porqué me tocó ser poeta y no cerrajero?
¿Porqué no hay llaves que abren
todo lo que habita mi cabeza
mi cuerpo
mi desconsuelo?

Cerrajero
estoy aprendiendo a serlo
porque hay puertas que se abren con la palabra
pero otras que nunca ceden
a menos
que las derrumbes
con el silencio.


©Adrian
probablemente el 1ro de marzo

26 febrero 2015

Estados



La alegría es un estado razonable
acomodado a las necesidades del día
importante para desarrollar músculo en las mandíbulas
y espasmos de absurda incongruencia anatómica.
En cambio la tristeza
es un estado definitivo
que se sale de lugar
y explora el lado oscuro del cuerpo
nuestra noche
nuestra luna interior
importante para desarrollar
el músculo de la supervivencia
aunque puede degenerar en adicción
si es que no se sabe controlar
el flujo lacrimal
y las ganas de desaparecer.

Al final ambas emociones
no son nada al lado de la apatía
que desciende hasta el sótano de nuestras entrañas
en donde todo es viscoso
y el mismo corazón cambia sus latidos
por un lento goteo que provoca
la repentina aparición del único ser
que nos podría devorar en un “santiamén”
la inercia
animal de cien patas que no sabe andar
y cuyo primer paso
nos llevará al fin de nuestra existencia.




© Adrián

feb 26, 2015