13 noviembre 2008

EL LIBRO DEL CUERPO - EPILOGO 1 (atando la piel a los huesos)



Cuerpo atado a sus miedos
piel descascarándose en pretextos
cuerpo perdido en el campo de batalla del día
vive enredado el poro entre recuerdos de uñas
y agonía de labios
vive abrazando el cuerpo las ganas
de entender que es lo que pasa cuando parece que
no está pasando nada.
(3 Nov)



¿Qué huella debo dibujar en la piel
que te haga volver a mi cuerpo?
(4 Nov)



Suena el teléfono
nadie responde
alguien toca la puerta
nadie responde
una pequeña piedra golpea la ventana
nadie responde
un caracol trepa lentamente
-la misma ventana-
dejando una huella
una larga huella
una infinita huella
de impaciencia.
(5 Nov)



"¿Porqué estás triste?"
pregunta el hueso a la piel
"No es tristeza"
le responde susurrando entre poros la carne
"es sólo un poco de humedad para ablandar tu alma"
(6 Nov)



Ato mis huesos y mi cuerpo resuelve una ecuación
...
abuela = huesos
huesos = luz
luz = ojo
ojo = caracol
caracol = idea
idea = nube
nube = caricia
caricia = silencio
silencio = madrugada
madrugada = hambre
hambre = ruido
ruido = huesos
huesos = abuela
todo es igual a mis huesos
todo es igual a mi abuela,
todo.
(7 Nov)



Mis huesos se han comido
lo que mi carne anda dejando en el camino.
(8 Nov)



Agonía en la piel
-ni caso le hago-
es la piel quejándose del recuerdo de una caricia lejana
como una mosca que no quieres espantar.
(9 Nov)



Hay quienes temen al abrazo y colocan
un semáforo en el cruce de las pieles
necesitan saber cuando sucederá
y si lo dejarán pasar
y así se pasan la vida controlando
los abrazos que reciben
los abrazos que dan
y jamás sospechan
lo felices que serán con un accidente
de abrazos casuales.
(10 Nov)



Luna llena de hueso
hueso lleno de luz
luz llena de todo eso que
no me cabe en los ojos
porque los tengo cerrados
disfrutando una caricia.
(11 Nov)



La luna aparece en mis ojos cerrados
el hueso se detiene a contemplarla
la luna lo sabe
el hueso es feliz
la luna invita al hueso a compartir la noche
el hueso vuela hasta sus brazos y se duerme en su luz.
(12 Nov.)



Con un silencio que derrite las durezas acumuladas en el día
el cuerpo se ata a sus silencios
y se acuesta a dormir al lado del tiempo
que lo mira a los ojos y no le dice nada...
sólo quiere verlo dormir.
(13 Nov.)



(((Fotos por Adrian, modelo Sandra)))

1 comentario:

  1. Adrian:
    Nada mejor podia caer en mis manos esta madrugada del lunes que sus poemas escritos, los del blanco y negro de las fotografias, y el poema del cuerpo de Sandra.
    Su libro del cuerpo, sera una puerta abierta como epilogo para cerrar el trabajo sobre Cartografias del cuerpo que intentan mis estudiantes de dibujo. Atando piel a los huesos lo sera para los performances de La estructura del cuerpo y del vacio.
    Muchas gracias y felicitaciones tambien por sus instalaciones. Acabo de tomar un hilo para entrar en el cuerpo laberintico de sus palabras e imagenes.

    Dioscorides
    Escuela de Artes plasticas
    Universidad Nacional de colombia

    ResponderEliminar