27 diciembre 2009

Un dia con muuuuucho tiempo


El rigor del Tiempo me ha llevado a visitarlo
detengo mi cuerpo frente a su puerta
cierro el puño y encomiendo el mensaje a mis nudillos
se escucha el golpe
es como perder mi primer diente,
es como ganar mi primer gemido de placer
mi pecho se abre
el Tiempo pasa adelante sin pedir permiso
y se siente como en su casa
se burla de cada cuadro colgado en las paredes de mi memoria
sus zapatos llenos de lodo dejan una huella indeleble
sonríe y me dice
“No vuelvas a tocar mi puerta
no ves que si me despiertas voy a ser peor de lo que parezco”
se levanta de golpe y desaparece
dejando un hilo de sombras cosida en la pared.
Estoy temblando
pero no puede ser
el rigor del tiempo no existe
me detengo frente al espejo
cierro los ojos y vuelvo a tocar su puerta
el tiempo me ha escuchado y regresa para decirme
“Cuando abras los ojos tu cabello estará blanco
así sabrás comportarte conmigo”
a lo que digo
“No mi entrañable amigo,
cuando abra los ojos mi cabello será de luz
y te llevaré a pasear a donde me apetezca”.
El Tiempo en silencio me acompañó hasta la salida
me abrió la puerta y me dijo
“Vuelve cuando quieras”

© Imagen de Adrián Arias
(26-27 Dic, de madrugada)

3 comentarios:

  1. Estabas muy molesto con el tiempo, llegaste de frente a meterle un golpe. Yo también a veces me molesto pero el asombro me calma y peor, la curiosidad me mata.
    Hermoso texto Adrián.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12/27/2009

    Estimado Adrián. Muy hermoso poema que nos viene como guante a la mano ahora que estamos termniando un año para empezar uno nuevo. Te deseo lo mejor de lo mejor en 2010. Que sigas siempre inspirándonos con tus Poemas del Día. Muchos abrazos, Francisco X. Alarcon

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12/29/2009

    me encanto! y justo ayer contemplaba mis primeras canas y me decia q estan lindas.
    feliz anio!!! hokulani

    ResponderEliminar